Son pocas las personas que tienen la oportunidad y el privilegio único de vivir entre árboles a orillas de un hermoso lago. Un lugar donde se armonizan casas de ensueño, la belleza natural y la tranquilidad donde disfrutar de actividades en familia o en solitario. En Puerto Rico, este sueño se hace realidad en Emerald Lake, un predio de 45 cuerdas a orillas del Lago Carraízo, que aún resguardado del bullicio de la ciudad, se encuentra ubicado en plena zona metropolitana a sólo minutos de San Juan, Guaynabo y Caguas.


Son tres las secciones que componen este bosque privado: The Hills, The Peninsula y The Woods (Futuro desarrollo). Al día de hoy cuenta con 29 majestuosas y modernas residencias de más de 5,000 pies cuadrados en solares con un área mínima de 2,000 metros cuadrados cada uno. Las viviendas han sido situadas concertadamente en la parte alta del complejo para garantizar su privacidad y el disfrute de las hermosas vistas que caracterizan este apacible paraíso, además de ofrecer fácil acceso a los puntos de interés en los alrededores de este bosque.

El complejo Emerald Lake está vigilado las 24 horas del día y cuenta con accesso controlado para mayor seguridad y la tranquilidad de sus residentes.